viernes, 29 de enero de 2016

PIDEN PENALIZACIÓN EN LA PAC POR USAR PIE AMARGO EN ALMENDROS

Las almendras amargas suponen un grave problema de calidad para el sector. Una pequeña cantidad de las mismas tiran atrás toneladas de producto y los transformadores pierden la confianza en el origen de este producto, buscando alternativas en otros proveedores y mercados.


Actualmente existe una corriente de preocupación entre las empresas compradoras de almendra, entre las que nos encontramos, y las cooperativas agroalimentarias respecto a las plantaciones que se están realizando con pie franco de almendro amargo  y los pies amargos existentes en plantaciones en producción.

Este problema ha llevado a la Sectorial de Cooperativas incluso a pedir a la Consejería de Agricultura de Castilla La Mancha que se penalice, en la norma de la condicionalidad de la PAC, si el agricultor no quita esos injertos de sus plantaciones, aunque esto es solo una sugerencia por ahora.








Nuevas plantaciones sobre pie amargo
Y además, se están vendiendo nuevos almendros con este pie con medias verdades a los agricultores, aduciendo mayor resistencia a la sequía y al temido gusano cabezudo, algo que queremos desmentir desde esta tribuna.
  • El patrón franco de almendro, ya sea amargo o de Garrigues, induce vigorosidades y producciones de hasta un 30% menos que los patrones híbridos, GF677 o Garnem. Además, estos últimos son resistentes a clorosis férrica y a asfixia radicular y Garmen, además, a nematodos. Al tener menos producción, el árbol se agota menos si las condiciones meteorológicas no acompañan y las tareas de abonado no se realizan de manera correcta y eficiente (no es lo mismo cargar una persona con 50 kg durante todos los días de verano que 35 kg). No obstante, si viéramos que nuestros árboles en pie híbrido quedan agotados después de la recolección, tenemos varias opciones para recuperarlos, como realizar podas más intesas al siguiente año.
     
    Fuente: http://blog.crisolar.es/?p=1700


    Fuente: http://blog.crisolar.es/?p=1226




  • Por otro lado, nosotros mismos hemos observado plantaciones de almendro con pie amargo afectadas por el gusano cabezudo, junto a almendros de pie híbrido, que será objeto de un post que realizaremos más adelante. Ante el argumento de que los almendro amargos de las cunetas no han tenido problemas nunca con el gusano cabezudo, cabe pensar: 
    1. ¿Cuántas plantaciones de almendro existían fuera de la región del mediterráneo hasta la aparición de las variedades de floración tardía modernas? Muy pocas, por lo que no había suficiente "alimento" para el gusano, con lo que las colonias eran escasas o nulas.
    2. ¿Cuándo uno de estos árboles se secaba, se veía si estaba afectado por gusano cabezudo o por otra enfermedad o plaga? 
     
  • Hemos revisado también bibliografía del MAGRAMA en busca de estudios que desmintieran o corroboraran estas observaciones y todas concluyen en que este dato no ha sido contrastado totalmente, como podéis leer en el siguiente enlace: Enlace a la información de la revista "La fertilidad de la tierra" publicada en la página web del MAGRAMA

Control de la almendra amarga
Ante la importancia del problema, diversas entidades agrarias están trabajando en un proyecto de investigación para desarrollar un sistema de detección de la almendra amarga. Se trata de un proyecto a dos años vista, desarrollado con la Universitat Rovira i Virgili (URV) y un centro de investigación del País Vasco, y que cuenta con financiación (480.000 euros) del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).