miércoles, 17 de junio de 2015

EL AMARGO DE LA ALMENDRA AMENAZA AL SECTOR EN ESPAÑA

Foto: Almendro en flor
La Fundación Savia, por medio de su presidente Paco Casero, remite carta al Ministerio de Agricultura instando a que se busquen soluciones a este grave problema para un sector estratégico.

La Fundación Savia se ha dirigido a la Ministra de Agricultura planteándole que busque soluciones en algo que está dañando al sector, el problema es pequeño y sus consecuencias son grandes, en un sector que está realizando grandes esfuerzos por la calidad y la confianza.

Nuestro producto es ampliamente reconocido y valorado en los mercados por su excelente calidad.

El sector de la almendra se encuentra en expansión en nuestro país. La producción de almendra en España representa una importante oportunidad para la agricultura dado el incremento de la demanda que este producto está experimentando a nivel mundial. 

Estas interesantes expectativas se enfrentan, sin embargo, a un grave problema, el de la almendra amarga. El amargo de la almendra tiene una doble lectura:

  1. En primer lugar es un problema de salud ya que 20 almendras amargas pueden provocar la muerte del consumidor.
  2. En segundo lugar, un problema comercial que está ya afectando de forma significativa a la almendra española, circunstancia que están aprovechando otros países productores para ganar cuota de mercado. Producimos las almendras de mayor calidad organolépticas del mercado y es fundamental resolver este problema que garantiza confianza y desarrollo del sector.

La industria del turrón de Alicante, por ejemplo, ha triplicado en los últimos años la importación de almendra de Estados Unidos, llegando ésta a alcanzar el mismo precio que la almendra nacional, siendo la nuestra de mayor calidad organoléptica que la americana. 


La Fundación Savia, ha remitido una carta al ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, solicitando que se convoque una reunión sectorial a la que se convoquen a los principales agentes del sector y a los representantes de las comunidades autónomas para debatir éste y otros temas de interés para un sector tan importante como es el de la almendra y los frutos secos.


Las soluciones pasan por un programa de mejora de la calidad de la almendra que contenga medidas de concienciación de productores, el apoyo de un programa de renovación de plantaciones, un refuerzo en los controles en los niveles más bajos de la cadena de comercialización así como apoyo a la investigación en nuevas variedades y en técnicas de control y detección de frutos amargos. En resumen, un conjunto de acciones en toda la cadena y coordinadas con todas las administraciones y agentes implicados.